Clicky

Actual: ES | cambiar
¿Cómo elegir un ordenador de buceo Aqua Lung?

Ordenadores - ¿Cómo elegir?


¿Cómo elegir un ordenador de buceo Aqua Lung?

Los ordenadores de buceo Aqua Lung pueden clasificarse en dos categorías principales:

  • Con integración de aire (i750TC, i550, i450T)
  • Sin integración de aire (i300, i200)
Una vez que hemos decidido si queremos o no una integración del aire, tendremos que decidir cuál es el estilo que queremos:
  • Conexión con latiguillo (i550)
  • Ordenador de muñeca tipo reloj (pantalla pequeña) (i450T, i200)
  • Ordenador de muñeca con pantalla grande (i750TC, i300)

Hay varios factores a tener en cuenta al elegir un ordenador de buceo:

¿Cuál es mi presupuesto?

  • No hay que optar por ordenadores que estén muy por encima de nuestro presupuesto porque sabiendo cuánto podemos gastarnos podremos elegir el mejor ordenador disponible que nos podamos permitir.

¿Con qué frecuencia voy a usarlo?

  • Si solo vamos a usarlo una vez al año durante las vacaciones, no necesitamos comprar el mejor modelo. Un ordenador básico nos puede proporcionar toda la información necesaria durante la inmersión.
  • Si buceamos varias veces al año, entonces nos será más útil comprar un ordenador que disponga de más funciones. La integración de aire, la pantalla a color y la descarga a un PC o Mac son algunas de las funciones a tener en cuenta.

¿Vamos a bucear en nuestra zona, durante un viaje o en ambas a la vez?

  • El buceo en las zonas próximas a donde vivimos nos permite no tener en cuenta el peso y el tamaño al elegir un ordenador, mientras que los buzos que viajan mucho preferirán disponer del máximo número de funciones y posibilidades en un instrumento más pequeño y ligero.
  • A menos que viajemos con nuestro propio regulador, la mejor opción para el buzo que suele viajar a menudo es el ordenador sin integración de aire y sin latiguillo. Esto nos permite descargar los datos de la inmersión a un PC o Mac, frente a la necesidad de escribir en un papel. También nos permite bucear en nuestra unidad de medida preferida (métrica o imperial).
  • Si solemos bucear con un profundímetro con unidades imperiales (pies) y viajamos a Australia, ¿estaremos cómodos buceando con uno analógico con unidades en metros?

¿Cuál es nuestra capacidad visual?

  • Seamos realistas, un ordenador de muñeca tipo reloj puede parecer grande fuera del agua, pero tiene que ser práctico durante la inmersión. Si no podemos leer fácilmente la información durante una inmersión, debemos buscar ordenadores con una pantalla más grande. Esto nos permitirá disfrutar de una mejor experiencia de inmersión y estaremos más seguros al poder leer la información en la pantalla.
  • Otro factor a tener en cuenta es la pantalla a color. Suelen facilitar enormemente la lectura a quienes no tienen una buena visión.

¿A qué nivel estaremos (en cuanto a experiencia o nivel de buceo) en los próximos 12 o 24 meses?

  • Si hemos pensado seguir formándonos en buceo o si vamos a seguir buceando con mucha frecuencia, debemos considerar la compra de un ordenador en función de nuestras necesidades futuras en lugar de actualizarnos sobre la marcha.
  • Gastar un poco más ahora puede ahorrarnos mucho dinero al año cuando descubramos que queremos o necesitamos más funciones en nuestro ordenador.

¿Tenemos una configuración del regulador propio? ¿Hemos pensado comprar uno en un futuro próximo?

  • Si no tenemos nuestro propio regulador, no tiene sentido comprar un ordenador con latiguillo.
  • Podemos comprar ahora un ordenador con integración de aire y aplazar la compra del transmisor hasta que compremos un regulador. Siempre podemos añadir el transmisor sobre la marcha.

Todos los ordenadores de buceo realizan las mismas funciones básicas:

Proporcionan la profundidad y el tiempo de inmersión (presión de aire en los ordenadores con integración de aire)

  • A partir de aquí podemos empezar a considerar la incorporación de funciones y opciones adicionales que mejor se adapten a nuestras necesidades.
    • Tiempo de aire restante
    • Tiempo de inmersión restante
    • % de O2
    • Nº de gases
    • Alarmas visuales o audibles
    • Posibilidad de descargas
    • Tamaño, color y material
    • Garantía
    • Brújula
    • Y mucho más…